Test Drive

BMW S1000R 2018: La potente naked de increíbles 160 caballos

BMW S1000R 2018: La potente naked de increíbles 160 caballos

La S1000R es una naked con manillar alto y estriberas más adelantadas que las de su hermana con carenado. Destaca por sus 160 HP y 207 kilogramos que entregan una gran dinamismo al conducirla y autonomía de viaje gracias a su estanque de 17,5 litros.

Precio

  • BMW S1000R: CLP $11.890.000

Diseño agresivo

Los genes de la RR se hacen notar pero con diferencias. Tiene un manillar alto y ancho y las estriberas más adelantadas que la RR, un diseño llamativo y agresivo, bastante robusta, un diseño frontal Split Face y branquias características en los costados. Otro elemento que distingue a la S 1000 R son sus focos delanteros diseño Tail-up Nose-Down, muy llamativos y acorde con el diseño de la motocicleta, y luces LED en el freno y e los intermitentes. (El modelo testeado no es el modelo actual, el actual cambia un poco su frontal)

Cuenta con un tablero muy completo que señala todo lo necesario con las revoluciones análogas y una pantalla LCD que indica: hora, indicador de cambio, velocidad, modo de conducción, bencina, trip, vueltas. Por el costado del círculo análogo de las revoluciones encontramos 3 luces que indican el control de tracción, el sistema de frenos ABS y cronometro de vueltas.

En la parte superior de la pantalla LCD se encuentran 3 círculos con luces que indican los intermitentes izquierda y derecha y los intermitentes de emergencia. Encima de ellos una luz más grande y redonda indica cuando pasar los cambios con una luz blanca que parpadea muy fácil de visualizar durante la conducción. En la parte delantera se encuentra un pequeño parabrisas sport tintado del tamaño del tablero LCD.

Por su manillar ancho, la posición de los espejos queda muy bien, entregando buena visibilidad. Además tenemos detalles plásticos en el estanque y varias partes, los cuales pueden ser cambiados por unos modelos de fibra de carbono.

Sin duda se nota que le dedicaron tiempo a cada de detalle de la moto, por otro lado encontramos un diseño en las llantas muy atractivo que las hace ser aún más bonitas visiblemente, en conjunto de sus frenos de disco flotantes de 320 mm de diámetro y 5 mm de grosor.

Luego pasamos al manillar izquierdo. En éste encontramos una serie de botones: de arriba a abajo encontramos el botón para hacer flash con las luces altas, luego los botones para activar y desactivar la velocidad crucero, y a la derecha, un pequeño interruptor para aumentar la velocidad o disminuirla al momento de usar la velocidad crucero. Bajo este último tenemos un botón en rojo que es para poner los intermitentes de emergencia, algo muy escaso en las motos pero bastante útil en caso de emergencias. Después tenemos dos interruptores para seleccionar el trip y la info, y el botón de la derecha para seleccionar el sistema ABS y la suspensión electrónica a gusto del conductor.

En el manillar derecho encontramos primero el botón para seleccionar el calienta puños y más abajo el modo de conducción, seguidos por el corta corriente y botón de encendido de la moto.

Un motor muy potente

Incorpora un motor de cuatro cilindros en línea refrigerado por agua/aceite, precedente de la versión RR, eso sí con mejoras que entregan mejor resultado en la entrega de par lineal para toda la gama de regímenes. Tiene una potencia de 165 HP a 11.000 rpm (más bajo que la RR que posee 193 HP), con un par máximo de 114 Nm a 9.250 rpm. Tiene 10 Nm más de torque que el motor de la S 1000 RR, lo que ayuda a tener una capacidad de recuperación desde bajas revoluciones.

Entrega una aceleración muy rápida que llegan incluso a acelerar el pulso del piloto, llegando a altas velocidades rápidamente. En esto el acelerador electrónico juega un rol clave. Sin duda, estamos frente a una moto que dan ganas de exigirla al máximo.

La posición de conducción no es tan “Racing” como su hermana RR, es más bien erguida como es común en los modelos naked, con una posición cómoda para los pies, una postura que no cansa.

Tiene un radio de giro bastante limitado, teniendo que generar más maniobras de las necesarias para poder salir de algún lugar más complicado, al girar muy poco ya se siente el tope de giro.

Es una moto relativamente cómoda para el pasajero, aunque siempre mi recomendación es disfrutar este tipo de motos solo. Si bien tiene la posibilidad de llevar un pasajero, con un asiento trasero un tanto pequeño pero con buena postura para el pasajero, deja muy pocas opciones para que este se afirme de la moto, teniendo que necesariamente sujetarse del conductor.

Dada su potencia y su alta cilindrada es una moto para ser conducida por manos expertas.  Tiene muchísima potencia que puede ser peligrosa para personas que no se manejan con este tipo de motocicletas. Y más aún si se conduce con un pasajero en la parte trasera ya que con aceleraciones fuertes la moto tiende a tirar para atrás y resulta muy fácil levantar la rueda delantera.

Tiene una muy buena respuesta al momento de frenar, solo basta con presionar un poco la manilla para notar que esta moto posee unos excelentes frenos que nunca te harán quedar mal.

A la S 1000 R se le puede dar rienda suelta o se la puede domar con solo pulsar un botón que incorpora de serie. El modo de conducción “Rain” proporciona una respuesta más suave del acelerador, con ABS y ASC adaptados a superficies mojadas. En tanto que el modo “Road” optimiza la respuesta del acelerador, ABS y ASC sobre el asfalto seco. Los modos Pro están disponibles como opcional para quienes buscan lo máximo: Los modos “Dynamic” y “Dynamic Pro” ponen a la “R” lista para superar los límites.

Equipamiento de primer nivel

BMW Motorrad es una marca que se preocupa de todo, en todos los sentidos. La S 1000 R viene equipada con varias cosas, comenzando por sus sistemas de seguridad como los frenos Brembo ABS y ASC (control de tracción) de serie, los cuales se pueden activar y desactivar en su menú del tablero en plena conducción sin necesidad de parar.

Para viajes largos está equipada con un sistema de velocidad crucero que facilita la conducción para viajes más largos y un mando para regular la velocidad al momento de usarla. También podemos encontrar el calienta puños con 2 opciones de calor las cuales se activan bastante rápido presionando solo un botón.

Además se encuentran disponibles para el modelo varios accesorios para los usuarios, como por ejemplo: un parabrisas sport tintado que es un poco más grande que el que trae, guardabarros delantero HP de fibra de carbono, escape deportivo Akrapovic, bolso para estanque, mochila sobre depósito y asiento confort, por nombrar algunos.

En conclusión, es una moto ágil, rápida y muy estable, con muy buena aceleración precisa, y con muy buen equipamiento, que sin duda se agradece al momento de la compra.
Cosas que mejoraría de la moto son: el radio de giro, que me complico mucho en un par de lugares para estacionar y el asiento que es un poco duro (para este punto existe un accesorio para compensarlo).

Test Drive

Fanático de las motos y los autos desde que tengo memoria, pero las dos ruedas son las que mueven mi vida día a día. Siempre en busca de nuevas rutas y aventuras para seguir sumando kilómetros.

Más en Test Drive

Triumph Speed Triple R: La naked de las altas prestaciones

Mauricio Clunes22 septiembre, 2017

Hyosung GD 250N 2018: La entretenida Naked de baja cilindrada

Mauricio Clunes22 septiembre, 2017

Honda PCX 150 2018: La scooter premium de la baja cilindrada

Mauricio Clunes30 julio, 2017

Yamaha MT 09 A 2017: La tricilíndrica maestra del torque

Mauricio Clunes5 julio, 2017

Ducati Supersport S 2017: Reviviendo una clásica deportiva Italiana

Mauricio Clunes29 mayo, 2017

Yamaha Bolt XVS 950: La custom que rescata el diseño y el estilo

Mauricio Clunes29 mayo, 2017

Kawasaki Ninja 300 2017: La notable evolución del ágil mercenario

Mauricio Clunes1 mayo, 2017

Triumph Daytona 675 128 hp 2017: Mejorando lo inmejorable

Mauricio Clunes26 abril, 2017

Suzuki GSX-R 1000 2017: Homologada para pasar de pista a la calle

Mauricio Clunes9 abril, 2017