Test Drive

Triumph Daytona 675 128 hp 2017: Mejorando lo inmejorable

Triumph Daytona 675 128 hp 2017: Mejorando lo inmejorable

Triumph ha logrado mejorar algo que ya estaba catalogado como excelente. La nueva Triumph Daytona 675 fue renovada por completo. Al tener más potencia y menos peso, consigue un mejor agarre en curvas, es más estable y maniobrable. Una excelente opción para ir a la pista el fin de semana y para disfrutarla en la ciudad.

Precio:

  • Triumph Daytona 675 R: CLP $10.490.000

Diseño elegante

Una nueva cara muestra la Triumph Daytona 675, con cambios significativos en relación al modelo anterior. Una toma de aire central entre los focos principales le da un look deportivo y elegante, ademas líneas más esbeltas. Otro cambio importante que tuvo la Daytona es la nueva ubicación del tubo de escape, ahora está ubicado en la parte baja a la derecha, dejando atrás el tubo de escape bajo la cola que caracterizaba a este modelo anteriormente, lo que ayuda a la distribución de masas en el modelo.


Su panel de instrumentos entrega todo lo que uno puede necesitar. Integra una pantalla LCD en la que se muestra un tacómetro análogo y un velocímetro digital. Incorpora también un indicador de combustible que se ubica en la parte derecha con barras que van desde arriba hacia abajo, computador a bordo, un cronometro y cuenta vueltas para ver el desempeño en pistas, indicador de marchas reloj y en la parte superior luces de cambio de marcha programables.

Además permite ajustar el encendido o apagado del sistema ABS. Y por si fuera poco indica los km/l que está consumiendo durante la conducción. En definitiva, todo lo que uno pueda necesitar en un panel lo tiene la Daytona. Tiene un porta patente que se desmonta rápidamente para los días de circuito (la moto que usamos estaba sin el porta patente).

Motor tricilíndrico perfecto

Con un motor totalmente nuevo y propio de la Daytona 675 (antiguamente compartía motor con la Street triple 675), esta moto sorprende en cuanto a potencia. Incorpora un motor de 3 cilindros en línea, con dos inyectores por cilindro, válvulas de titanio y un régimen máximo de 14.400 rpm. En pista es muy rápida y tiene un sonido que te dejará los pelos de punta. Asimismo, su nuevo bloque motor de aluminio con recubrimiento cerámico asegura mayores prestaciones a alto régimen.

Entrega una potencia máxima 128 HP a 12.500 rpm y un par máximo de 75 Nm a 11.900 rpm. Además posee un sistema ABS desconectable con modo circuito y un embrague anti-rebote de serie que le dan una precisión envidiable en la conducción.

Desde que encendí la moto hasta que la apague tuvo ese sonido que cautiva a los amantes de las motos SuperSports, una potencia que se siente en altas y en bajas sin mayores problemas. Es una moto rápida con muy buena maniobrabilidad tanto en ciudad como en autopistas, tres cilindros en línea que se sienten en todo momento y te enamoran como es particular en estos motores.

Un motor que se puede aprovechar de mejor manera en autopistas como en circuitos de competición, más que en ciudad, no alcanzaba a pasar tercera y ya estaba en el siguiente semáforo.

Con un rendimiento según el puño del piloto, en mi caso uso mixto me rindió 14 km/l buen rendimiento para la exigencia que le di, lamentablemente no pudimos probar la versión con “quickshifter” me quede con ganas de usarla, la versión R la trae de serie y para los que compren la versión normal, Triumph da la posibilidad de comprar el accesorio en la misma tienda, algo que para el uso en pista debe ser muy útil.

Conducción totalmente deportiva

Tiene una posición de conducción 100% Racing como es característico de los modelos SuperSport, es una moto para personas que están acostumbradas a ese tipo de conducción y claramente no es una moto para manos inexpertas, para las personas que no acostumbrar a usar este tipo de motos puede resultar muy cansador y en un principio con molestia en las muñecas, nada que un par de días más de conducción no puedan solucionar.

Es una moto que dentro del circuito puede demostrar todo su potencial. Una buena aerodinámica para el uso a altas velocidades y una muy buena maniobrabilidad, que me hacía buscar curvas en todo momento, dando una seguridad en cada una de ellas.


La conducción en ciudad puede ser un poco cansador sobre todo en las calles de Santiago, ya que hay muchos tacos y muchas veces toca avanzar muy poco lo que provoca un cierto cansancio por su postura muy deportiva, pero también es cosa de costumbre.

Mayor seguridad

La suspensión incluye la más reciente horquilla KYB (antes Kayaba) de cartuchos fijos y un amortiguador trasero totalmente ajustable. Monta de serie neumáticos Pirelli Supercorsa. Su sistema ABS desconectable tiene un peso de 1,5 kg con un modo de intervención retardada para circuitos, que permite que la rueda trasera derrape.

Tiene una ergonomía que le permite un alto control en pista, ademas en curvas y trayectos de autopistas con curvas sinuosas. Además incorpora un inmovilizador de serie, aumentando la seguridad de la Daytona.

Su suspensión se comporta de muy buena manera en todos los escenarios que la probamos, y una frenada importante que no da margen de error. Tiene una frenada potente y bastante precisa, permitiendo conocer rápidamente como va a reaccionar en cada situación esta moto.

Daytona 675R

La versión R eleva a este conjunto, ya de por sí impresionante, a un nuevo nivel, intensificando su carácter deportivo y luciendo una apariencia única. La versión R ofrece un amplio abanico de posibilidades de ajuste, una respuesta aún más destacable y una configuración base más firme gracias a sus suspensiones Öhlins, con un amortiguador trasero TTX y una horquilla invertida NIX30. Usa modernas pinzas Brembo monobloque que permiten lograr una frenada firme y precisa, que se complementa en las aceleraciones con el cambio semiautomático Quickshifter.


La 675R incorpora guardabarros trasero de fibra de carbono, así como paneles de la zona de instrumentos también en fibra de carbono que sustituyen a los paneles estándar y mejoran las vistas desde la posición de conducción. En cuanto a las diferencias estéticas, destacan el subchasis en color rojo y detalles como las ruedas con rayas rojas.

Triumph pretende seguir a la cabeza de las SuperSport con su modelo Daytona 675 y 675R, mejorando lo inmejorable para seguir haciendo de este modelo uno de los mejores en su categoría.

Test Drive

Fanático de las motos y los autos desde que tengo memoria, pero las dos ruedas son las que mueven mi vida día a día. Siempre en busca de nuevas rutas y aventuras para seguir sumando kilómetros.

Más en Test Drive

Kawasaki Ninja 300 2017: La notable evolución del ágil mercenario

Mauricio Clunes1 Mayo, 2017

Suzuki GSX-R 1000 2017: Homologada para pasar de pista a la calle

Mauricio Clunes9 Abril, 2017

Honda XR190L 2017: La pequeña aventurera para el “on/off”

Mauricio Clunes9 Abril, 2017

Triumph Speedmaster: Una new classic es el complemento perfecto

Mauricio Clunes27 Marzo, 2017

Honda Shadow 150 2017: Sirve para aprender o para trabajar

Mauricio Clunes24 Febrero, 2017

Triumph Tiger Explorer 1200 XCA 2017: Tecnología para mejorarla

Mauricio Clunes25 Enero, 2017

Triumph Bonneville T100 2017: Todo tiempo pasado fue mejor

Mauricio Clunes30 Diciembre, 2016

Yamaha XT1200 Z Súper Ténéré 2017: Una moto con historia

Mauricio Clunes30 Noviembre, 2016

Triumph Trophy 1200 SE 2017: La dueña total de la carretera

Mauricio Clunes29 Noviembre, 2016