Test Drive

Triumph Speedmaster: Una new classic es el complemento perfecto

Triumph Speedmaster: Una new classic es el complemento perfecto

Triumph posee una varia oferta en cuanto a modelos Custom se trata, pasando por todas las cilindradas y estilos, hoy en dóa las New clasics son las que se roban la película dentro del mercado. Pusimos a prueba la Triumph Speedmaster, una custom perfecta para la ciudad.

Precio

  • Triumph Spedmaster CLP $8.990.000

Diseño Clásico

La SpeedMaster es una moto baja y larga, muy cómoda en viajes. Ésta no deja nada a medias, hasta el más mínimo detalle se trabajó de la mejor manera para que en su conjunto lograra un hermoso diseño, con un estanque generoso en litros, motor y piezas con mucho cromado, dos escapes, uno por lado.

Diseño del tablero minimalista, igual a las clásicas de Triumph, pero más abajo en el estanque se puede apreciar un reloj con las revoluciones y unas luces alrededor que nos indican lo básico de las motos: Motor, intermitentes, luces altas o bajas e indicador de neutro.

Los diseños de los agregados del estanque se ven bastante bien y en carretera son más fáciles de mirar. Pero al circular por la ciudad la verdad es más incómodo y casi no lo utilicé. Sobre todo las luces que rodean el reloj de las rpm, ya que con la luz del sol en momentos no se distinguen si están prendidas o no. Al usarla de noche se facilitó más la tarea ya que las luces son más notorias y en cuanto a diseño son muy agradables a la vista.

La calidad y terminación de los materiales, impecables, Triumph como siempre preocupado de hasta el más mínimo detalle, siempre se agradecen los detalles que son los que marcan la diferencia. Por ejemplo, adelante tiene una llanta de aleación de 19 pulgadas y atrás una llanta de 15 pulgadas ambas con tapabarros recortados.

Motor

La SpeedMaster, una motocicleta perteneciente a la gama media, que va entre los 800 y 1.000 cc de cilindrada. Incorpora un motor bicilíndrico en paralelo de 865 cc refrigerado por aire, posee una potencia máxima de 61 HP a 6.800 rpm y un par máximo de 72 Nm a 3.300 rpm y entrega buena respuesta desde lo más bajo de las rpm, obteniendo la respuesta adecuada con sólo un toque al acelerador.

Esta máquina es bien silenciosa. El rugido de la  moto se siente con claridad cuando jugamos con el acelerador, ya que entrega un riff tempestuoso. Aunque soy fanático de meter ruido, al ir en una de estas motos extraño un sonido más fuerte, pero tomando en cuenta que esta es una cruiser la cual está hecha para devorar kilómetros en viajes, quizás un sonido exagerado puede resultar molesto en viajes largos.

El motor bicilíndrico en paralelo es característico de los modelos clásicos de los años 50 y 60 de Triumph, la época de oro de estas bellezas británicas. Aunque los modelos actuales incorporan mayor tecnología, modernizando su interior, pero manteniendo el diseño de antaño.

Triumph mantuvo la refrigeración por aire en este motor, pero agregó la inyección electrónica, la cual se oculta por los carburadores falsos que se aprecian a simple vista.

Las vibraciones en esta moto son mínimas, mucho más bajas que en modelos parecidos de otras marcas. Vibra de manera que nunca dejes de sentir el gran motor trabajando para darte las mejores sensaciones, pero a su vez las vibraciones no interfieren en la conducción ni en el uso de los espejos.

La caja de cambios es buena en 1era, 2da y 3era, ya pasando a 4ta y 5ta las marchas son demasiado cortas y sentí muy presionada la moto, hace falta un cambio más, al ir en quinta continuamente me hacía pensar que me faltaba pasar un cambio, pero no era así.

Los consumos son variables, el consumo mixto que obtuvimos en nuestra prueba fue de 20 km/l. La SpeedMaster posee un estanque de 19,3 lt.

Comodidad al conducir

La sensación de conducción es muy buena, posee un radio de giro aceptable que no dificulta al moverse dentro de la ciudad en las calles congestionadas. Al tener una buena respuesta en marchas bajas, permite manejar sin problemas en la ciudad. Al ser refrigerada por aire se calienta mucho en las detenciones sobre todo cuando hace mucho calor.

La conducción en carreteras no defrauda, es para lo que está hecha esta moto, devorar kilómetros, así que poco me demoré en ir a probar esta moto en carretera. La respuesta fue buena incluso con viento en contra que tuve en algunos minutos. Excelente respuesta al momento de adelantar, y nada de movimiento al pasar por el costado de camiones y buses.

La posición de conducción es bastante cómoda, permite tener los pies estirados, reduciendo el cansancio en viajes largos y el asiento muy cómodo. Ha sido la moto con el asiento más cómodo que me ha tocado probar, obviamente hablando de motos del mismo estilo. La verdad el asiento permite tener una conducción agradable por horas.

El manillar recto y a buena altura también ayuda al momento de viajar otorgando comodidad en todo momento. Con espejos muy bien ubicados teniendo una buena visibilidad. Las luces, visibles desde lejos y otorgando una muy buena iluminación en la noche permitiendo ver el camino sin problemas.

Tomar curvas con la SpeedMaster resulta más cómodo de lo que pensé. En realidad, me sorprendió el agarre y la facilidad para poder tomar las curvas: Llaman a inclinar más la moto con absoluta seguridad.

Los frenos andan regular, la rueda trasera se bloquea con facilidad, el disco delantero no terminó por convencerme, pero una buena dosificación no debería tener problemas.

El pasajero también va cómodo en esta moto, aunque faltan un par de manillas para poder otorgar más seguridad al acompañante, ya que el asiento en la parte trasera termina con una curva que produce inseguridad en ciertas maniobras.

Tiene una amortiguación más dura, que hace notar fácilmente los resaltos de las calles o calles con adoquines, lo que se puede compensar con la gran comodidad del asiento. Sin dudas esta moto fue pensada para recorrer caminos y carreteras donde no tengas muchos resaltos ni hoyos en las calles.

 

Test Drive

Fanático de las motos y los autos desde que tengo memoria, pero las dos ruedas son las que mueven mi vida día a día. Siempre en busca de nuevas rutas y aventuras para seguir sumando kilómetros.

Más en Test Drive

Triumph Speed Triple R: La naked de las altas prestaciones

Mauricio Clunes22 septiembre, 2017

Hyosung GD 250N 2018: La entretenida Naked de baja cilindrada

Mauricio Clunes22 septiembre, 2017

BMW S1000R 2018: La potente naked de increíbles 160 caballos

Mauricio Clunes30 julio, 2017

Honda PCX 150 2018: La scooter premium de la baja cilindrada

Mauricio Clunes30 julio, 2017

Yamaha MT 09 A 2017: La tricilíndrica maestra del torque

Mauricio Clunes5 julio, 2017

Ducati Supersport S 2017: Reviviendo una clásica deportiva Italiana

Mauricio Clunes29 mayo, 2017

Yamaha Bolt XVS 950: La custom que rescata el diseño y el estilo

Mauricio Clunes29 mayo, 2017

Kawasaki Ninja 300 2017: La notable evolución del ágil mercenario

Mauricio Clunes1 mayo, 2017

Triumph Daytona 675 128 hp 2017: Mejorando lo inmejorable

Mauricio Clunes26 abril, 2017