Test Drive

Yamaha Bolt XVS 950: La custom que rescata el diseño y el estilo

Yamaha Bolt XVS 950: La custom que rescata el diseño y el estilo

Yamaha tiene dentro de sus lineas la Bolt XVS 950 y XVS 950 R-Spect. La Bolt es una custom que rescata el diseño y el estilo de las motos Bobber o Low Rider, que fueron muy populares en las décadas del 40 y 50 en Estados Unidos.

Ya teniendo en el mercado motos Chopper y custom, Yamaha llega con este modelo para competir en el estilo Bobber que está casi monopolizado por Harley Davidson, compitiendo directamente con la línea Sportster de la firma de Milwaukee, segmento en el que también se atrevió a entrar Triumph.

Precio

  • Yamaha Bolt XVS 950 R-Spect: CLP $7.150.000

Estilo Bobber

Al ser una Bobber, ya la hace ser atractiva, llevándose todas las miradas, especialmente de los amantes de las motocicletas con gustos más clásicos. La versión que probamos era de color blanco, lo que la hacía resaltar aún más. El motor con pintura negro mate con partes en gris que combinan perfectamente con el modelo y le añade un mayor atractivo a la moto. Tiene un centro de gravedad bajo como es el estilo Bobber en general.

Sus espejos son cromados, vibran muy poco, por lo que son totalmente funcionales. La Bolt cuenta con un solo tubo de escape que se pronuncia por el costado derecho con el mismo color negro opaco con detalles grises.

Además incorpora una luz de freno LED y 2 intermitentes redondos. En la parte delantera incluye un foco grande y redondo, característico de este estilo. Extrañe el asiento del pasajero, pero hay versiones que sí lo traen.

La Yamaha Bolt posee un panel de instrumentos redondo con un diseño retro, adaptado a los tiempos modernos con un sistema totalmente digital. Está ubicado frente al estanque, una posición que se puede apreciar bien al momento de conducir.


A mi gusto demasiado simple. Solo puedes ver la velocidad y elegir entre el odómetro, trip 1, trip 2 y la hora. Si bien es algo común en este estilo, siento que se pudo agregar quizás las revoluciones o el indicador de bencina por que esperar que se encienda la luz para cargar no es agradable si nos encontramos lejos de una estación de servicio.
Aparte, trae los indicadores de motor, luz cuando llega a la reserva de combustible, indicador del neutro y los intermitentes.

Clásico motor en V

Tiene un motor de 4 tiempos, 2 cilindros en V, refrigerado por aire, con inyección electrónica, con una cilindrada de 942 cc y un peso de 245 kg, lo que la hace bastante estable para andar en carreteras sin problemas al pasar por el costado de camiones, buses, etc. Tiene un torque máximo de 80 Nm, y una potencia máxima de 52 CV a 5.500 rpm. Una moto bastante rápida en salidas y en bajas, gracias a su transmisión de 5 velocidades con engrane constante y correa dentada.

Cuando pruebo estas motos, lo primero que me fijo es en su sonido.  Para muchos compradores este aspecto es muy importante y la Bolt no se queda atrás. Su sonido fuerte la hace una moto con estampa, curiosamente ningún vehículo se atravesó o no se dio cuenta de mi presencia, un sonido que se siente a lo lejos. Específicamente la Yamaha Bolt R-Spect viene escape Akrapovic de serie.

Su potencia es un punto fuerte, en comparativa con su competencia directa, la Sporster. La Yamaha Bolt resulta ganadora, no le cuesta nada tomar velocidad ni salir rápido de semáforos o simplemente acelerar en velocidades alta, algo que me dejo bastante satisfecho. Cuenta con un estanque de 12 litros, entregando un rendimiento mixto de 13 a 14 km/l , me dejó bastante conforme para su cilindraje y potencia.

Al encender la moto podemos sentir como vibra, pero no es algo molesto si no que algo que agrada, a altas velocidades los espejos vibran un poco pero no impide su uso, como en otros modelos parecidos que a altas velocidades es prácticamente imposible usarlos.

Al tener un motor enfriado por aire genera calor en las detenciones. Me tocó estar en un taco en un día caluroso y sentir tanto calor no fue agradable, pero al salir del taco y acelerar se me olvidó el problema, eso sí en verano esto puede ser una real limitante. 

Cómoda para viajes

La posición de conducción de la Bolt es muy cómoda, en un principio me costó acostumbrarme a su asiento, pero eso se solucionó con un par de vueltas en la moto. La posición de los pies no es adelantada, sino un poco recogida, y una posición no tan erguida, pero bastante cómoda para un uso continuado.

Los botones en el manillar son muy simples, en el manillar derecho encontramos el interruptor de luces altas y bajas, abajo los intermitentes y más abajo el botón para la bocina, los tres muy cómodos para su uso. En el manillar derecho encontramos arriba un interruptor color rojo, que es el cortacorriente, luego los botones “select” para seleccionar entre los trip y la hora, y abajo el botón “reset” que vuelve los trip a cero. Bajo esos dos botones está el encendido electrónico.

Posición de los espejos muy cómoda con bastante visibilidad, y permiten un buen uso a pesar de la vibración, que es poca comparada con otras motocicletas del mismo estilo.

El amortiguador trasero es muy duro. Al pasar por baches o calles de adoquines vas a terminar sufriendo más de lo que deberías, por ejemplo pasé por Pedro de Valdivia y fue horrible. Ese problema desaparece con la versión R-spect puesto que posee una amortiguación más sofisticada. La Bolt posee buenos frenos. El delantero y trasero tienen el mismo tamaño, 298 mm, con pinza de doble pistón, dándole una buena calidad de frenado.


El freno al tacto se siente muy bien, controlado y potente, por lo que no habrá problemas con las frenadas de emergencia. Aunque existe la versión con ABS que proporciona mejoras.

 

Test Drive

Fanático de las motos y los autos desde que tengo memoria, pero las dos ruedas son las que mueven mi vida día a día. Siempre en busca de nuevas rutas y aventuras para seguir sumando kilómetros.

Más en Test Drive

Triumph Speed Triple R: La naked de las altas prestaciones

Mauricio Clunes22 septiembre, 2017

Hyosung GD 250N 2018: La entretenida Naked de baja cilindrada

Mauricio Clunes22 septiembre, 2017

BMW S1000R 2018: La potente naked de increíbles 160 caballos

Mauricio Clunes30 julio, 2017

Honda PCX 150 2018: La scooter premium de la baja cilindrada

Mauricio Clunes30 julio, 2017

Yamaha MT 09 A 2017: La tricilíndrica maestra del torque

Mauricio Clunes5 julio, 2017

Ducati Supersport S 2017: Reviviendo una clásica deportiva Italiana

Mauricio Clunes29 mayo, 2017

Kawasaki Ninja 300 2017: La notable evolución del ágil mercenario

Mauricio Clunes1 mayo, 2017

Triumph Daytona 675 128 hp 2017: Mejorando lo inmejorable

Mauricio Clunes26 abril, 2017

Suzuki GSX-R 1000 2017: Homologada para pasar de pista a la calle

Mauricio Clunes9 abril, 2017